Las más efectivas estrategias para el blackjack

2018-09-25 | Blackjack, Consejos de casino.

Si eres un entusiasta de este divertido juego de cartas te recomendamos que no te pierdas este artículo dedicado a las estrategias para el blackjack. Si lo que quieres es incrementar tu ratio de partidas ganadas, así como también los premios por estas rondas ganadas, pues este artículo te será de gran provecho.

Siempre puedes aumentar el dinero que ganar apostando más, por supuesto. Pero también existe el riesgo que apuestas más altas conduzcan a mayores pérdidas. Esta encrucijada tiene dos posibles salidas: O bien intentas aprovechar todas las promociones y bonos que puedas, buscando aumentar el saldo de tu cuenta de casino, y por lo tanto teniendo más dinero disponible para apostar; o también puedes mejorar tu forma de juego con estrategias, técnicas y tácticas, para así apostar con más seguridad. Este artículo va enfocado en la segunda opción.

Estrategias para el blackjack: Estás leyendo la segunda entrega

Este artículo representa la segunda entrega de una serie de textos dedicados a las estrategias para el blackjack, por lo que si este juego está entre tus favoritos no puedes perderte esta información. De la misma forma, en este mismo blog podrás encontrar la parte anterior a este artículo, que también es bastante útil, así como también estrategias para otros juegos, como ruletas, tragaperras, póker y el pontoon.

Una de las estrategias para el blackjack más difundidas

Puedes aplicar muchas estrategias para el blackjack, todas y cada una con un nivel diferente de dificultad, con una efectividad diferente, y con una metodología distinta.

Una de las estrategias para el blackjack más difundidas es la llamada “conteo de cartas”. Esta consiste en sumar +1 punto por cada carta de bajo valor que salga, es decir, cada carta del 2 al 6. En contraposición, si sale un As o una carta con valor 10 debes restar -1 punto. Las cartas intermedias entre estas no se cuentan, es decir, las cartas con valor del 7 al 9. Este sistema está estructurado de esta manera porque si salen cartas con bajo valor pueden estar próximas a salir cartas altas, lo que es bueno para el jugador. Ahora bien, si ya han salido cartas altas, las posibilidades de tener una buena mano del jugador se ven menoscabadas.